Habian tomado todos los territorios
eran como en la edad media...
 una inquisicion moderna
 
 
donde ponian su pie
brotaba la sangre y el desontento.
 
Supieron ganarse todo el odio
matando la mas minima pizca de inocencia,
Con el poder del fuego en sus manos
y la palabra hipocrita en sus labios,
no dejaron nada limpio a su paso.
 
 
 
 
Un dža, su ambiciÚn sin limites
fue la encargada de estropearle los logros,
Cerraron sus fronteras
pero no podian evitar que las hormigas y gusanos
se comieran su corazon
oxidado, avejentado...
 prematuramente...
de la grasa consumida
sobre la hambruna general.
 
Fue un dia especial,
 con una noche muy larga...
En el mar las sirenas callaron
y solo se escucharon los metalicos sonidos
 
Los desterrados se pararon juntos
y avanzando como espectros
no dejaron nada a su paso
 
Ya nadie creia en un posible cambio
entonces la marea enojada
de razgos  masivos y bestiales,
transfigurada
en seres mitologicos
salto a deguello
por sus cabezas.
 
Tristemente poco quedarža en pie
y hasta el silencio temiÚ ser eterno
 
picamiel
noviembre 2008